miércoles, 15 de enero de 2020

Trufas picantes de chocolate

Hola, hola!! Aún sigo viva 😊 

¿Qué tal habéis empezado el año? Sí, ya sé que voy algo atrasada, pero es que el tiempo se pone a correr y es que se queda sólo, pues no tenemos ya el 15 de Enero?! Y yo casi sigo atragantada de las uvas, ja, ja, y es que no sé si es por la falta de costumbre o que las uvas parecían más bien melones, el caso es que cuando iba por 6, ya no me cabían más y como soy de masticación lenta, quedaba descartada la opción de irlas masticando, así que seguí metiéndome uvas en la boca, que parecía que nunca iban a dar las 12, y luego pues ya no pasaban ni para atrás ni para alante, ¡ojú qué mal rato!. Los demás venga a felicitarse el año nuevo, y yo ahí luchando a brazo partido con las uvas, por lo menos me tiré 5 minutos por el reloj, pero por fin pasaron y felicité y me felicitaron y brindamos y nos reímos (bueno, eso ya antes de tomarnos las uvas, y es que reirse es absolutamente esencial).

Pues eso, espero que el numerito de las uvas no sea símbolo de lo que me espera este año, uah!

Para felicitar la Navidad pensé publicar una receta riquísima de tarta de queso con sabor a Navidad, pero me pilló el toro y decidí dejarla para Nochevieja, y... volvió a pillarme el toro. Total que con esta receta de trufas picantes os deseo a tod@s que los próximos 11 meses y medio que quedan del 2020 sean maravillosos (o al menos nos los tomemos como si lo fueran, ya se encargará el mundo de traer lo que le parezca).


Estas trufas son sumamente pecaminosas y súper fáciles de preparar. Se les puede añadir unas gotitas de esencia de naranja o de rón, lo que más os guste, y el toque de gracia se lo da el Tabasco. A ver si el nuevo año nos sale como las trufas: picante, disfrutón y hasta dulce en los momentos amargos.

Aquí va a receta:

125 gr nata vegetal (avena o soja) 
200 gr chocolate negro sin azúcar
50 gr aceite de coco
50 gr almendras molidas
Unas gotitas de esencia de naranja o de ron (o de las dos, al gusto)
Unas gotitas (pocas) de Tabasco
Cacao en polvo

Ponemos la nata a cocer, una vez que hierva la apartamos del fuego y echamos el chocolate, el aceite de coco (que normalmente estará solidificado). Removemos hasta que ambos se hayan derretido. Luego ahregamos las almendras molidas y las gotitas de esencias y de Tabasco. Mezclamos bien hasta obtener una crema homogenea.

Metemos la crema en la nevera durante varias horas para que se solidifique y podamos hacer bolitas.

Una vez pasado ese tiempo, cogemos un poco de masa con una cucharilla y vamos haciendo bolitas. En un plato llano echamos un poco de cacao en polvo y emborrizamos en él las bolitas.

¡Listas! Si podéis resisitir la tentación, dejadlas en la nevera al menos una hora, estarán aún más buenas.

Ah! y lo del Tabasco es opcional, aunque le da un toque muy interesante.



Rezept auf Deutsch

200 g zuckerfreie Zartbitterschokolade
50 g Kokosfett
50 g gemahlene Mandeln
1 paar Tropfen Orangen- oder Rumessenz (oder beide)
1 paar Tropfen Tabasco (Vorsicht! Nicht zuviel)
Kakaopulver

Sahne aufkochen und vom Herd nehmen. Schokolade und Kokosfett untermischen bis die Schokolade geschmolzen ist. Mandeln, Orangen- bzw. Rumessenz und Tabasco hinzufügen und verrühren, bis ein homogener Teig entsteht.

Teig ein paar Stunden im Kühlschrank stellen, damit die Masse fest wird.

Mit einem Teelöffel Teig abstechen und mit den Händen zu Kugeln formen. Kugeln im Kakaopulver Wälzen.

Am besten schmecken sie, wenn sie wieder gekühlt werden.
Für dieses Rezept habe ich mich von Schrot & Korn inspirieren lassen.