viernes, 22 de marzo de 2019

Mousse de mango

¡¡Ya está aquí la primavera!! 

Yo es ver estas florecillas

y ponerme a tararear a Vivaldi 😄🎵, y es que a mí la primavera me sube la moral, con sus colores, su tímido despertar de lo sentidos, los arbolitos llenos de brotecitos anunciando vida por todas partes, las primeras mariposas revoloteando, y me entran ganas de vivir.

Así que para celebrarlo traigo aquí una receta con sabores suaves y llenos de promesas.


125 ml aquafaba
½ cucharadita de cremor tártaro
½ cucharadita de goma guarn
1 cucharadita de zumo de limón (o ⅛ cucharadita de ácido cítrico)
50 gr xilitol
1 mango (250 gr sin hueso ni piel)

Batimos con las varillas eléctricas el aquafaba y el cremor tártaro durante un mínimo de 5 minutos. Añadimos la goma guarn, la estevia, el xilitol y el zumo de limón y seguimos batiendo otros 5 minutos.

Aparte batimos el mango. Luego vamos incorporando el merengue poco a poco y con movimientos envolvientes suaves hasta que quede completamente integrado. Servir en copas individuales.

Comer inmediatamente, se puede acompañar de frutitas frescas y galletas.

¡¡Que tengáis una primavera preciosa y llena de colores 🌈 !!



Rezept auf Deutsch

125 ml Aquafaba

½ TL Weinsteinbackpulver
½ TL Guarkenmehl
1TL Zitronensaft
1 x ⅛ Tsp. Stevia
50 gr Xylit (mit der Kaffeemühle mahlen)
1 Mango (ca. 250 g)

Aquafaba und Weinsteinbackpulver in einer Schüssel geben und mit dem Rührgerät auf höchster Stufe mindestens 5 Minuten schlagen. Dann Stevia, Xylit, Zitronensaft und Guarkenmehl hinzufügen und weitere 5 Minuten schlagen.

Mango mit dem Stabmixer pürieren. Nach und nach der Meringue sehr vorsichtig mit dem Mango zu einer Mousse mischen.

In Einzelschüsseln servieren und mit Früchten garnieren.

Tipp: Die Mousse sofort essen, da es sonst Flüssigkeit unten steht.

sábado, 9 de marzo de 2019

Palitos de soja en salsa de mostaza y alcaparras

Ya estamos nada menos que en Marzo. Este año corre que se las pela, y yo con él, que parece que fue ayer cuando celebramos la Nochevieja en el "norte" de Alemania, y ahora nos hemos mudado allí, quién lo iba a decir...!! Sí, atrás quedó Suiza con sus montañas y lagos


la nueva tierra es más plana que un plato llano, echaré de menos las montañas nevadas y el coro de mujeres (que era más chulo que un ocho, ay! ya lo estoy echando de menos...😢)


pero voy a inflarme de montar en bici y además vamos en misión vegana porque parece ser que este lugar es de lo más carnívoro que ha parío madre, con decir que no hay ni un solo restaurante vegetariano (sí, lo que oís, ni siquiera vegetariano, así que ya os podéis imaginar).

Y entre cajas de cartón, maletas, papeleo, cumpleaños y visitas hay que comer de vez en cuando, así que no queda más remedio que prepara platos sencillos, pero no por eso menos sabrosos, como estos palitos de soja en salsa de mostaza y alcaparras que se hacen en un periquete y están muy ricos.


300 gr soja texturizada en palitos
1 cebolla
1 l. de caldo vegetal
1 chorrito de salsa de soja
Aceite de girasol
200 ml nata de avena
1 cucharadita de mostaza
2 cucharaditas de alcaparritas

Cocemos la soja en el caldo vegetal con el chorrito de salsa de soja hasta que esté tierna. Luego la freímos en una sartén con un poco de aceite.

Sacamos la soja y en esa misma grasa rehogamos la cebolla picada hasta que quede transparente. Apartamos del fuego y añadimos de nuevo la soja.

Aparte mezclamos la nata con la mostaza y la agregamos a la soja, añadimos las alcaparras y mezclamos todo bien. Rectificamos de sal. Al gusto podemos echar un poquito del caldo de hervir la soja o del líquido de las alcaparras, pero cuidando de que la salsa no quede demasiado líquida.

Se puede servir con puré de patatas.


Rezept auf Deutsch

300 g Sojageschnetzelte
1 Zwiebel
1 l. Gemüsebrühe
1 Schub Sojasoße
Sonnenblumenöl
200 ml Hafersahne
1 TL Senf
2 TL Kapern
               
Geschnetzelte in Gemüsebrühe mit Sojasoße kochen bis sie weich sind. Dann abtropfen und in einer Pfanne mit etwas Öl anbraten.

Zwiebel fein schneiden und in derselben Pfanne glasig dünsten. Pfanne von der Hitzestelle nehmen.

Sahne mit Senf in einer kleinen Schüssel rühren. Die vorgekochte Soja und die Sahne in die Pfanne geben. Kapern hinzufügen und alles gut mischen.

Dazu passt Kartoffelbrei sehr gut.

viernes, 25 de enero de 2019

Tarta vegana de piña colada

Acabo de darme cuenta de que hace mogollón de tiempo que no publico nada dulce, en realidad estoy más de humor para rajar del sistema, pero prefiero quedarme con los dulces  😊😋🎂🍰 , ¿qué os parece esta tarta?


Es azul, tiene piña y coco y la crema va en vertical


pero... da la casualidad de que yo aquí sólo traigo recetas sencillitas y ésta, como ya os podéis imaginar, resulta que no lo es. Sí, hoy vengo puñeterilla, espero no acumular mal karma 😆 (por cierto, que me estoy leyendo la novela de David Safier "Más maldito karma" y aunque ya la había leido, es de partirse de risa. De él también recomiendo la historia de las vacas que huyen porque las van a llevar al día siguiente al matadero y quieren llegar al país donde las vacas son sagradas: la India. En español el libro se llama ¡Muuu!) .

Bueno, pues como en el fondo de mi 💓 no soy tan mala, os traigo la receta simplificada, con tutorial y todo.


Y aquí está la receta:

Bizcocho:               
300 gr harina integral de espelta
100 gr coco rallado
3 puntitas de cuchillo de estevia
80 gr xilitol
1½ paquetito de levadura en polvo
1 pizca de sal
Esencia de vainilla
100 ml aceite de girasol
250 ml leche vegetal
3 cucharadas de linaza molida + 7 cucharadas de agua

Relleno:       
1 lata de leche de coco (400 ml)
1½ paquetito puding de vainilla en polvo
2 puntitas de cuchillo de estevia
60 gr de xilitol
1 lata de piña en su jugo (unas 5 rodajas de piña + 100 ml zumo)

Nata de coco:                
400 ml leche de coco (dejar enfriar en la nevera durante varias horas)
50 gr margarina
Esencia de vainilla
35 gr xilitol molido con el molinillo de café

Coco rallado para adornar

Encendemos el horno a 180°C.

Mezclamos la linaza molida con el agua y dejamos reposar.

Aparte mezclamos los ingredientes secos: harina, coco, estevia, xilitol, levadura, vainilla y sal. 

Agregamos el aceite a la linaza, mezclamos un poco y añadimos la leche vegetal. Vertemos esta mezcla en los ingredientes secos, mezclamos con cuidado, sin batir, echamos la masa en un molde redondo de 26 cm Ø previamente engrasado y enharinado y lo metemos en el hono durante media hora. Hacemos la prueba del palillo y cuando salga limpio sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar.

Mientras se enfría el bizcocho sacamos 5 rodajas de piña y las cortamos en trocitos pequeños.

Cuando el bizcocho esté frío, colocamos encima un aro para tartas adaptado a un tamaño más pequeño que el bizcocho (más o menos de un dedo todo alrededor). Cortamos con un cuchillo siguiendo el contorno del aro, con lo que nos quedará una tira de bizcocho de un dedo de gruesa, que apartamos con cuidado. 




Luego cortamos el bizcocho horizontalmente por la mitad. Colocamos una mitad sobre un plato para tartas. Con cuidado ponemos la tira de bizcocho, que hemos cortado antes, encima de la mitad inferior siguiendo el borde. De esta manera nos queda un bizcocho hueco.


Ahora preparamos la crema de coco. Diluimos el puding, la estevia y el xilitol en un poco de leche de coco. Ponemos a calentar el resto de la leche y cuando hierva apartamos del fuego y vertemos la mezcla de puding sin parar de remover, luego añadimos 100 ml de zumo de piña y seguimos removiendo sobre el fuego hasta que espese un poco. Agregamos la piña cortada en trocitos.

Extendemos la crema de coco dentro del hueco. 

Ponemos un poco por el borde para pegar mejor la parte de arriba
Luego colocamos encima la otra mitad de bizcocho, ponemos el aro para tartas, apretamos un poco con cuidado y lo metemos unas horas en la nevera.


Ahora vamos a hacer la nata de coco. Abrimos la lata de leche de coco fría y sacamos la parte sólida, cuidando de no mezclar con el líquido. Batimos esta manteca con la margarina, la vainilla y el xilitol con ayuda de unas varillas eléctricas. Una vez que se haya cuajado la tarta, repartimos la nata por toda la superficie. Adornamos la parte superior con rodajas de piña y cubrimos los lados con coco rallado.




Alternativa a la nata de coco:
250 ml vegana para montar (meter 24 horas antes en la nevera)
Esencia de vainilla
2 cucharadas de xilitol molido con el molinillo de café

Metemos el recipiente con la nata en otro recipiente mayor lleno de agua con hielo y la montamos empezando a una velocidad media durante un mínimo de 3 minutos, luego añadimos unas gotitas de esencia de vainilla y el xilitol molido y seguimos batiendo a una velocidad mayor. 

Y como la imaginación no tiene límites, decoramos la tarta al gusto del artista (azul, verde, amarilla, con piña, sin piña, con coco, sin coco, con arte, sin arte...)

Con piña y coco










Sin piña, sin coco y sin arte, pero ricaaaa...































Rezept auf Deutsch

Kuchen:      
300 g Dinkelvollkornmehl
100 g Kokosraspeln
3  x Tsp Stevia
80 g Xylit
1½ Päckchen Backpulver
1 Prise Salz
Vanilleessenz
100 ml Sonnenblumenöl
250 ml Pflanzenmilch

Füllung:                   
1 Dose Kokosmilch (400 ml)
1 Dose Ananas im eigenen Saft (ungesüßt) bzw. 5 Scheiben frische Ananas + 100 ml Ananassaft
1½ Päckchen Vanillepudding
2  x Tsp Stevia
60 g Xylit

Kokossahne:         
1 Dose Kokosmilch
40 g vegane Margarine
Vanilleessenz
30 g Xylit(mit der Kaffeemühle mahlen)
Eiswürfeln

Garnierung:            
Frische Ananas oder aus der Dose
Kokosraspeln


Backofen bei 180° vorheizen.

Leinsamen mit Wasser rühren und beiseite legen.

Für den Kuchen die trockene Zutaten, Mehl, Kokosraspeln, Stevia, Xylit, Backpulver, Vanille und Salz vermengen.

Öl mit Leinsamen schlagen, Pflanzenmilch unterrühren und die Mischung zu den trockenen Zutaten geben. Vorsichtig mischen. Den Teig in eine eingefettete Springform (26 cm Ø) geben und im Backofen ca. 30 Minuten backen. Stäbchenprobe machen. Danach den Kuchen von der Form herausnehmen und abkühlen lassen.

Einen Tortenring mittig auf den Kuchen setzen und mit einem scharfen Messer am Ring entlang mit etwa 1,5 - 2 cm Abstand zum Rand bis zur Unterlage schneiden. Den entstandenen Streifen vorsichtig vom mittleren Tortenteil wegschieben und aufheben. Den Kuchen auf eine Servierplatte stellen und waagerecht in der Mitte schneiden. Den unteren Boden mit einem verstellbaren Tortenring umschließen und den Randstreifen auf den Kuchenrand setzen. So haben wir einen hohlen Kuchen, der mit der Creme gefüllt wird.

Dann mit wird die Kokoscreme zubereitet. Puddingpulver, Stevia, Xylit und ein bisschen Kokosmilch verquirlen. Den Rest der Milch aufkochen und die Pudingmischung unterrühren. Weiter Rühren bis eine cremige Konsistenz erreicht wird. Den Topf von der Kochplatte ziehen und unter ständigem Rühren 100 ml Ananassaft unterheben. Dann die in Stücken geschnittene Ananas hinzufügen. Die Kokos-Ananascreme in den hohlen Kuchen bis zum Rand füllen und mit dem anderen Kuchenboden zudecken. Etwas vorsichtig drücken und im Kühlschrank mehrere Stunden durchkühlen lassen (am besten über Nacht).

Für die Kokossahne Kokosmilchdose ohne zu schütteln aufmachen. Feste Kokosmasse vorsichtig herausnehmen, damit keine Flüssigkeit sich mit der Masse vermischt. Kokosmasse in einem Schlagbecher geben und den Becher in eine große mit Eiswürfeln und etwas Wasser gefüllte Schüssel stellen. Kokosmasse mit dem elektrischen Schneebesen schlagen. Margarine, Vanille und Xylit hinzufügen und weiter schlagen.

Die Kokossahne auf der Torte glatt streichen, mit Ananas garnieren, und die Seiten der Torte mit Kokosraspeln verzieren.

Kokossahnealternative:
250 ml vegane Schlagsahne (mindestens 24 Stunden vorher im Kühlschrank stellen)
Vanilleessenz
2 EL gemahlener Xylit

Sahne in einen tiefen Becher geben und den Becher in eine größere Schüssel mit Wasser und Eiswürfeln eintauchen. Sahne mindestens 3 Minute bei mittlerer Geschwindigkeit mit dem elektrischen Handrührer schlagen. Danach Vanille und Xylit hinzufügen und weiter bei einer schnelleren Geschwindigkeit schlagen bis eine feste Konsistenz erreicht wird.

Nach Geschmack und Phantasie die Torte garnieren.