jueves, 14 de noviembre de 2019

Pan de calabaza

Aprovechando que aún es época de calabaza, el otro día me dió por hacer un pan que en casa nos gusta mucho, aunque no lo recomiendo para comerlo con mermelada o crema de chocolate, pero es que no todo son dulces, ya llegará la Navidad y nos desquitaremos.

Lo suyo es hacerlo con calabaza hokkaido (como la de esta receta), pero si no también se puede hacer con otra que no suelte mucho líquido, aunque eso sí, habrá que pelarla.

El toque de gracia se lo da la cebolla y, por supuesto, las pipas de calabaza. 

Y como hoy no estoy muy inspirada para enrollarme, vamos a por la receta.


350 gr calabaza hokkaido
250 gr patatas
500 gr harina integral de espelta
1 cucharadita de sal
30 gr levadura fresca de panadería
1 cucharada de harina de soja + 3 cucharadas de agua
1 cebolla
2 cucharadas de aceite de oliva
Pipas de calabaza peladas


Pelamos las patatas y cortamos la calabaza y las patatas a daditos. Luego las cocemos en 100 ml de agua. Cuando estén tiernas las sacamos del agua y las machacamos hasta que quede un puré fino.

Aparte mezclamos la harina y la sal, añadimos la levadura desmenuzada, la harina de soja disuelta en agua, 1 cucharada de aceite y el puré. Amasamos hasta obtener una masa suave.

Picamos la cebolla fina y la rehogamos con el aceite en una sartén hasta que quede doradita. Luego la agregamos a la masa y vovemos amasar.

Engrasamos y enharinamos un molde largo, ponemos la masa dentro, cubrimos con las pipas de calabaza y dejamos subir 30 minutos en un lugar cálido.

Encendemos el horno a 200°C y cocemos el pan durante 45-50 minutos.

Como ya os digo, nos os aconsejo comerlo con mermelada o chocolate, pero está muy bueno con patés, para acompañar a una ensalada o mojar en una salsa.


Rezept auf Deutsch

350 g Hokkaidokürbis
250g Kartoffeln
500 g Dinkelvollkornmehl
1 TL Salz
30 g frischer Hefe
1 EL Sojamehl + 3 EL Wasser
1 Zwiebel
2 EL Olivenöl
Sonnenblumenkerne


Kartoffeln schälen. Kürbis und Kartoffeln würfeln und in 100 ml Wasser weich kochen. Dann Wasser abseihen und Kartoffeln und Kürbis zu einen feinen Brei zerdrücken.

Mehl, zerbröckelten Hefe, Salz, das in Waser gelöste Sojamehl, 1 EL Öl und den Kartoffel-Kürbisbrei vermengen und mit den Händen zu einem weichen Teig kneten.

Zwiebel klein würfeln und in 1 EL Olivenöl goldbraun dünsten. Zwiebel zum Teig geben und erneut kneten.

Eine lange Form einfetten und mit Mehl bestreuen. Teig hineingeben und mit Kürbiskerne bedecken. Zugedeckt an einem warmen Ort 30 Minuten gehen lassen.

Backofen auf 200°C vorheizen. Brot 45-50 Minuten backen.

Dieses Brot passt sehr gut zu Salaten, Suppen oder mit einem leckeren Brotaufstrich. Für Marmelade oder Schokoaufstriche ist es nicht sehr empfehlenswert, aber probieren kann man immer 😉


viernes, 1 de noviembre de 2019

Crema de calabaza hokkaido. ¡Feliz día mundial del veganismo!

El mes de Octubre ya se ha ido y nadie sabe cómo ha sido.

Yo no sé cómo, pero a medida que pasan los años, parece que el tiempo corre más. El caso es que ya tenemos aquí el 1 de Noviembre, y con eso el día mundial del veganismo, que este año ha traido un frío que pela. Con deciros que anoche a las 10 (¿quién me manda a mí estar a las 10 y pico de la noche en la calle?...) teníamos 2°C, así que haciendo una excepción dejé la bici en casa🚲 y nos fuimos en el coche 😁

Y para celebrar el día de hoy, aquí traigo una receta calentita y muy de la época, aunque ya sé que la red está llena de recetas con calabaza y no soy nada original, buah! Lo que sí es original es que esta calabaza no hay que pelarla, se come hasta la cáscara (aunque las pipas son algo duras y no vale la pena secarlas en el horno, porque tienen más cáscara que carnecilla, carnecilla de pipa 😉).

Y aquí os presento a la protagonista:
Viene a ser como un balón

Y sin enrollarme más (con Hallowen y costumbres americanas que me traen al fresco), aquí va la receta): 

1 calabaza hokkaido(por lo menos 1,5 kg)
1 litro caldo vegetal
1 cebolla
1 patata grande
Aceite de girasol
Sal
Pimienta
200 ml leche de coco
1 pedacito de jengibre fresco (aprox. 1 cm)

Picamos la cebolla menuda y la rehogamos en una cacerola grande con un poco de aceite.

Lavamos la calabaza, la partimos por la mitad, le quitamos las pipas  y la troceamos en pedazos medianitos, no hace falta pelarla. Luego la echamos en la cacerola donde hemos rehogado la cebola y le damos unas vueltas antes de echar el caldo vegetal.

Pelamos la patata, la cortamos a daditos y la agregamos a la calabaza. Igualmente pelamos el trocito de jengibre y lo echamos en la olla. Dejamos cocer hasta que esté todo tierno.

Apartamos del fuego y le metemos la batidora hasta que quede una crema, rectificamos de sal y pimienta, añadimos la leche de coco y removemos bien con unas varillas. ¡Lista!

Al gusto se puede servir con unas pipas de calabaza.
  
¡Que disfrutéis mucho!


Rezept auf Deutsch

1 Hokkaido-Kürbis (ca. 1,5 Kg)
1 Liter Gemüsebrühe
1 Zwiebel
1 große Kartoffel
Sonnenblumenöl
Salz
Pfeffer
200 ml Kokosmilch
1 cm frischer Ingwer

Zwiebel klein hacken und in einem großen Topf mit etwas Öl glasig dünsten.

Hokkaido-Kürbis waschen und halbieren. Kürbiskerne entfernen und den Kürbis in halbgroße Stücke scheiden. Dann die Stücke in den Topf geben und ein bisschen dünsten bevor man die Gemüsebrühe hineingibt.

Kartoffel schälen und in Würfeln schneiden. Ingwer ebenso schälen und mit den Kartoffeln in den Topf geben. Alles kochen lassen bis der Kürbis weich ist.

Dann den Topf von der Kochstelle wegnehmen und mit dem Stabmixer alles zu einer feinen Creme pürieren. Mit Salz und Pfeffer abschmecken.

Zum Schluss die Kokosmilch hinzufügen und mit einem Schneebesen gut umrühren.

Nach Wunsch kann man die Kürbiscreme mit Kürbiskernen servieren.

Guten Appetit und alles Gute zum Weltvegantag!