martes, 21 de febrero de 2017

Bizcocho de batata y nueces a la naranja

Ahora sí que sí, por fin ha llegado la hora de publicar uno de esos bizcochos tan prometidos y codiciados para las tardes de mantita y sillón.


Por estas tierras de bárbaros y gentiles, donde me hallo, están de carnavales, con unos diablos feísimos que dan un miedo que no veas (pero de verdad, y mira que yo no soy asustica, pero es que andan con unos pasitos muy cortitos dando unos saltitos muy sospechosos que dan repelús, porque cuando menos te lo esperas se dan la vuelta y te pillan).


Más de una vez he ido al final del carnaval, se forma la marimorena, con las plañideras, los diablos dando saltitos angustiosos, la quema del Pagat (el muñecajo hecho con balas de paja y relleno de cohetes que explotan cuando menos te lo esperas), y por si fuera poco, están los Trichler, que como ya os comentaba en esta entrada, son hombres de todas las edades, provistos de enormes campanas de las que les ponen a las vacas (pobres vaquitas...!!) y que se encuentran todos alrededor de la plaza recorriéndola de un lado al otro y del otro al uno, cruzándose y armando un ruido descomunal, ah! y el tío del látigo, que también impone. Estar allí es como flipar, hay que vivirlo (he tratado de subir un video, pero los que tengo se me pasan de tamaño, ¡qué lástima!).


Bueno, pues creo que me he ido un poco por las ramas, no? La cosa iba de bizcochos, y éste de hoy es una adaptación del bizcocho de zanahoria y nueves a la naranja del blog de Gema Kiss the Cook, que aparte de dar gusto leerle, hace unas recetas de rechupete.

Y aquí está la receta:

300 gr harina integral de espelta
340 gr batatas (también se llaman boniatos) ralladas
130 gr nueces molidas troceadas
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de canela en polvo
1 cucharadita de jengibre en polvo (o 1 cm de jengibre fresco rallado)
1 pizca de sal
130 gr aceite de girasol
Ralladura de limón 1 naranja biológica
3 cucharadas de linaza molida
200 ml zumo de naranja
50 ml leche vegetal

Encendemos el horno a 180°.

Batimos la linaza en 7 cucharadas del zumo de naranja.

Mezclamos la harina con la levadura y el bicarbonato, la estevia, el azúcar de abedul, la canela, el jengibre, la ralladura de naranja y la sal. Añadimos la batata y las nueces y volvemos a mezclar.

Aparte batimos la linaza con zumo de naranja con el aceite y lo agregamos a la mezcla anterior. Por último añadimos el resto de zumo y la leche vegetal. Mezclamos todo bien.

Vertemos la masa en un molde redondo de unos 24 cm Ø y lo metemos en el horno a 180° durante 45-50 minutos o hasta que al hacer la prueba del palillo éste salga limpio.


Bueno, pues que disfrutéis mucho, tanto si os vais de carnavales como si os quedáis en casa al calorcito de la mantita y con un buen bizcocho con chocolatito caliente (o lo que querías echarle), la receta del chocolatito la podéis encontrar aquí (mirad casi al final).


Yam, yam!!





3 comentarios :

  1. Querida Rocío, esta receta es de las que me voy a apuntar en mi cuaderno de las recetas (cuaderno que lleva conmigo más de 20 años). y de las que voy a hacer más de una vez.
    Menuda pinta!!! Por cierto, entro a ver la página en la cual te has inspirado.
    Un besote grande,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas que eres de las que aún tienen un cuaderno de recetas?!! Me encanta!! y seguro que la receta te va a encantar a tí también, porque está buenísima (y Gema seguro que también te va a encantar, ya sólo nos falta el hada, lo digo por tanto encantamiento, je, je).
      Un beso gordo!

      Eliminar

Tus comentarios y propuestas son bienvenidos y dan alegría e inspiración a "Las cosas de Rocío". Gracias.