jueves, 2 de julio de 2015

Sopa fría de pepino y coco

El verano ha entrado de lleno casi con desesperación, e incluso en el centro de Europa tenemos temperaturas de treinta y pico grados, así que nada mejor que algo fresquito que os va a encantar (a mi al menos me encanta). Por estas tierras a la gente le resulta muy raro una sopa fría y les da algo de repelús, pero yo me he criado con gazpachos y ajoblancos y no le hago ascos a las sopas fresquitas, mmhhh....!

Esta vez la receta no es original mía, sino que la encontré en el magnifico blog CreatiVegan del que aprendo muchísimo porque las explicaciones son muy instructivas y las recetas son de las que salen. 

Se trata de una sopa muy sencilla y muy rica de pepino y coco. Se hace en un santiamén y apetece un montón.


Y aquí va la receta:

1 pepino grande (400 gr)
250 ml leche de coco (a temperatura ambiente)
1 pedacito de puerro (o ¼ de una cebolla pequeña)
1 cucharadita de mostaza
1 cucharadita de zumo de limón
1 cucharada de perejil fresco
2 cucharadas de eneldo fresco
Sal

Pelamos el pepino dejando tiras de piel, lo cortamos a rodajas y trituramos con la batidora, a continuación añadimos la cebolla, la mostaza, el limón, la sal y la leche de coco y batimos de nuevo todo bien hasta obtener una crema suave. Agregamos el perejil y el eneldo y volvemos a batir.

Metemos la sopa en la nevera hasta la hora de servirla (al menos una hora). Podemos adornar con perejil fresco o un poco de eneldo.

Nota: Si vamos a comerla enseguida podemos agregar unos cubitos de hielo mientras batimos los demás ingredientes.

¡Que paséis un buen verano! y l@s que viváis en la costa daros por favor, por favor un bañito por mí, que es lo que más echo de menos ;-)

8 comentarios :

  1. Que bien que pinta tu sopa :-)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  2. Que bien me viene tu receta, porque una amiga me ha dado unos pepinos y así tengo más opciones fresquitas para tomarlos ;)
    Con lo fría que es el agua del Atlántico... (nada que ver con la del Sur)... igual no la echarías tanto de menos...Aún así me daré un bañito en tu honor ^_^
    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Celia, por "sacrficarte" y darte el bañito en el gélido Atlántico :-)) Los baños frío son muy sanos y aumentan las defensas (je, je).
      Una vez me pasé una semana en Santander y sólo me bañé un día (el último) y todo por decir: "me he bañado en el Cantábrico". Lo más asombroso es que el agua estaba llena de gente, pero claro, si no hay otra cosa tendrán que bañarse en el agua o fría o no bañarse ;-).
      Donde estoy ahora (en el sur de Austria) tuvimos la semana pasada una ola de calor que traía a la gente a mal traer, porque no están acostumbrados a los calores (ni siquiera tienen abanicos, pero de todas formas no saben usarlos, así que da igual), total, que fuimos varias veces a bañarnos aun lago con temperaturas "atlánticas". La verdad es que el peor momento es el de meterse, una vez dentro del agua se disfruta y gusta :-)
      Un beso grande!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te he leído, guapa, que te lo pases muy bien :-)) Por cierto, que el bosque está lleno de arándanos y me he acordado de ti (por aquello de), ya he visto en tu blog que tú también has encontrado arándanos, pero me parecen más grandes que los míos (o es que los crepes son un poco enanos?).
      Besos!

      Eliminar
  4. Qué gran idea! A mí me encanta el gazpacho andaluz como sopa fría, pero esta seguro que está muy buena también. La leche de coco es lo único que es unpoquito exótico pero se consigue en lata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya he visto tu gazpacho con melón (eres genial para aprovechar y reciclar ;-)).
      La leche de coco es algo exótica, aunque ahora hay un boom de coco y se encuentra en todas las formas y maneras, y yo me pregunto si hay tanto coco en el mundo para la cantidad de coco que se demanda en este momento. Son las cosas de las modas...
      De todas formas yo no uso mucho la leche de coco porque aparte de ser cara tiene muchas calorías. Sí, sí, ya sé que me lo puedo permitir (la gente siempre me arma la bulla cuando digo algo de engordar), pero yo también engordaría si comiera tantas calorías.... ^o^ (no sé si me he inventado este símbolo, sólo quiero expresar un buuú).

      Eliminar

Tus comentarios y propuestas son bienvenidos y dan alegría e inspiración a "Las cosas de Rocío". Gracias.