viernes, 18 de diciembre de 2015

Sopa perfecta para Nochebuena (o Navidad, o cualquier momento ;-)

Estos días en casi todos los blogs hay recetas para el menú de Navidad, y llega un momento en que una se pregunta si poner otra receta más, que para poder probarlas todas vamos a tener que tirarnos un año celebrando la Navidad, ja, ja.

Pero qué le vamos a hacer, si tod@s tenemos unas recetas riquísimas y no podemos resistir la tentación de publicarlas.....!!

Y yo tampoco puedo resistir la tentación, así que aquí va esta sopa que es como la de picadillo (la típica esa con todo el jugo y la grasa de haber cocido el pavo, y a la que se le echaban trocitos de jamón picaditos muy, muy chicos, pedacitos de huevo duro, cachitos de sangre coagulada y no sé cuántas cosas más que me dan pánico de pensarlo, pero mira que me gustaba a mí aquella sopa..., con su chorrito de vino y todo).

Bueno, en realidad no tiene nada que ver con la sopa de picadillo, pero es la que vino a sustituirla, y es que es muy sencilla y a la vez muy rica, pero no sólo en Navidad, eh?, que a mi madre le encanta, y ella ni siquiera es vegetariana.

Así que no me enrollo más:


1 cebolla
1 puerro
2 zanahorias
2 ramitas de apio
2-3 patatas medianas
Perejil
1½ l. caldo de verduras
Nata vegetal
Aceite de girasol
Sal y pimienta

Picamos bien la cebolla y la ponemos en una cacerola grande con un poco de aceite a fuego medio, cortamos el puerro a rodajitas y se lo echamos a la cebolla, dejamos hacer removiendo de vez en cuando hasta que queden tiernos y cuidando de que no se quemen.

Mientras tanto picamos el apio, la zanahoria y las patatas en daditos pequeños y ponemos agua a hervir para el caldo. Una vez que estén listos el puerro y la cebolla, añadimos la verdura picada y el caldo, y dejamos cocer hasta que la zanahoria esté tierna (es la que tarda más en ablandarse).

Una vez fuera del fuego agregamos el perejil picado, un chorrito de nata vegetal, algo de pimienta (si es recién molida tanto mejor) y rectificamos de sal.

Y lista para servir.

Los amantes de nuevos sabores con un toque exótico podéis sustituir la nata vegetal por leche de coco, y el perejil por cilantro fresco, pero que conste que yo no lo he probado, así que va por cuenta propia, aunque si lo probáis me encantaría que compartierais aquí la experiencia.

Pues nada, que ya queda menos para Navidad. Me voy a poner un CD de villancicos ;-)

8 comentarios :

  1. A mi también me encantaba la sopa de picadillo, mi madre hace una a fuego lento espectacular, pero claro, ya no como animales así que como tú también hago mi sopa alternativa, libre de sufrimiento animal. Este año voy a intentar hacer yo sopa para todos, a ver si se deja convencer y comemos todos sopa vegana, que bien rica que está. ¡Un abrazo guapa! ¡Y feliz Navidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te sale una sopa riquísima y a partir de ahora tu familia a no quiere otra ;-))
      También a tí feliz Navidad y que disfrutes mucho de tus primeras Navidades de casada :-)
      Un beso grande!

      Eliminar
  2. Nunca tomé sopa de picadillo, pero esta sopa vegana tiene muy buena pinta. Me la apunto para mi menú navideño, pero creo que ya voy a probarla este fin de semana.

    Un besito grande y ¡¡Felices Fiestas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás la sopa de picadillo sea típica del sur, no lo sé, pero ahora tienes ésta otra, espero que os guste. Mi familia alemana se ha decidido a probarla, aunque aquí no hay tradición de sopas en Navidad.
      ¡¡Feliz Navidad!! y un beso grande!

      Eliminar
  3. Hola Rocío!!! Yo sí que suelo tomar la sopa de picadillo, con sus picatostes y todo. Eso sí, también mi versión vegetariana, con el caldo que me sobra de mi "puchero vegetariano".
    Yo no sé tú, pero yo estoy ya estoy llena de comer y de ver fotos de comida y todavía no estamos de lleno en Navidad.
    Espero cenar ligerito como siempre y no descarto hacer tu sopa, que tiene una pinta buenísima. No me extraña que le guste también a tu madre.
    Un abrazo guapa, y felices fiestas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inma!! Espero que te guste la sopa, nosotros la vamos a poner mañana. Estos días atrás, como "no tenía otra cosa que hacer", ja, ja, me he dedicado a hacer galletitas, que es lo típico de la Navidad en los paises del norte. Me han salido como nunca, lástima de no tener tiempo ni de hacerles fotos y mucho menos de colgarlas aquí, pero ahora ya estoy algo saturadilla (y eso que aún no hemos empezado), ahora, que esta noche otro gallo nos cantará (villancicos? ;-)) y pienso disfrutar de las galletitas y de todo lo que me pongan por delante.
      Feliz Nochebuena!!

      Eliminar
  4. Una sopa sencillita! Yo hago cosas parecidas, le echo cualquier cosa que encuentre en la nevera, de modo que lo mío no se merece ser llamado receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te quites mérito Arándana, que también el teatro de improvisación por el hecho de ser improvisado no deja de ser teatro :-) Por cierto, que si te gusta el teatro, no dejes de probarlo, este fin de año hemos estado en unas jornadas vegetarianas donde ofrecían teatro de improvisación, y lo hemos pasada pipa.

      Eliminar

Tus comentarios y propuestas son bienvenidos y dan alegría e inspiración a "Las cosas de Rocío". Gracias.