jueves, 7 de junio de 2018

Sorpresa de primavera (nueva ley de protección de datos)

Hola, sin más preámbulos os cuento que he estado mes y medio de vacaciones. Sí, nos hemos tirado seis semanas recorriendo el Perú, viendo paisajes maravillosos y luchando con la comida. He adelgazado 4 kilos (total, que no llego a los 40, me refiero a kilos, 39 y pico, y nada, todas las mañanas cuando me subo al peso no alcanzo los 40, no hay manera, pero que conste que no es infalible: "vete a Perú y verás cómo adelgazas", que seguro que al final no funciona y no quiero que me echéis la culpa). 

Pero no es sobre esto de lo que quiero escribir hoy, ya os contaré en otro momento con más detenimiento sobre las aventuras y desventuras de dos veganos recorriendo el Perú, que hay mucho que contar..., hoy quiero hablar brevemente sobre la sorpresa al llegar a casa y encontrarme con la nueva ley de protección de datos, lo cual significa, en pocas palabras, que no tengo acceso a facebook si no entro por el aro de aceptar las condiciones, y yo soy de las que se leen las condiciones, eh? y en ellas pone que te controlan todo, todito, todo, pero todo, eh?, que como te vayas con el móvil al baño, seguro que sale el localizador y al final te haces un selfie sin querer y te quedas para toda la vida registrada sentada en el "trono" y luego te mandan publicidad de los rollos de papel higiénico, porque pegan con la situación elegida, etc, etc...



Y yo no entro por el aro de que me registren porque no me da la gana, y si me quedo sin poder usar el facebook, pues me quedo, y ya sé que seguro que esto que estoy escribiendo queda registrado para la eternidad en algún sitio, y me da igual, y listo.

Ya me han controlado bastante en Perú, que para todo, tenías que presentar el pasaporte, inscribirte con nombres apellido, edad, y casi el número de zapatos, te registraban la mochila de mano, te hacían fotos y vídeos, si te subías a un autobús, como si entrabas en una cueva: control, control, control, dictadura, dictadura y luego caos, mucho caos, y  P A S O   Y A  ! ! ! !  Sólo quiero irme al campo, correr desnuda por los prados, sentirme libre, libre de sentir, libre de pensar, libre de subirme a un árbol, de coger cerezas y ponerme púa, de saltar al agua fría de un lago (porque aquí no hay mar, que si no desearía chorrar olas, sin pasaporte, sin control, sin protección de datos, sin facebook, sin el ojo terrible de la dictadura, simplemente: L I B R E ).

Por eso aquí digo adiós a facebook, querría hacerlo directamente en facebook, pero no me dejan entrar, por eso los que me leáis aquí ya sabéis que a partir de ahora no podremos comunicarnos por más por ahí, si tenéis mi email, me mandáis un correo, aunque sea más engorroso, y si no, me escribís por aquí, me encantaría saber vuestra opinión (ojú, qué tranquila me voy a quedar!!, aunque no me entere de lo que pasa por el mundo feisbuquero).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Tus comentarios y propuestas son bienvenidos y dan alegría e inspiración a "Las cosas de Rocío". Gracias.