miércoles, 28 de noviembre de 2018

Cocido de garbanzos con habichuelas y calabaza

Ayer entró el invierno por estos lares suizos. El día apareció blanco como la nieve (sí, sé que no soy muy original, pero es que así era, y no voy a decir blanco como la leche, a no ser que diga como la leche de soja, que es más bien un poco amarillenta, así que eso, blanco como la nieve que lo cubría todo como si fuera merengue). Total, que el día se presentó blanco como el merengue de aquafaba (esto de ser vegana lo complica todo muchísimo 😄).

Así que qué mejor que un platito bien calentito estilo antiguo, del tipo cocido de garbanzos con habichuelas (que es como en mi tierra malagueña se le dice a las judías verdes) y calabaza, que todavía quedan algunas.


Y como este año es para contar y no parar, prefiero no meterme en detalles y dejarme de rollos, así que aquí va la receta:

1 bote de garbanzos (o ¼ kg garbanzos secos)
½ kg de calabaza pelada
½ kg de habichuelas verdes
½ kg de patatas
2 dientes de ajo
Pimentón dulce
1 tomate
Un poco de vinagre
Sal
1½ litros de caldo vegetal

Si usáis garbanzos secos, habrá que ponerlos en remojo durante la noche y al día siguiente cocerlos con 1 zanahoría, 1 puerro y 1 apio durante 30 minutos en la olla a presión (o 1 hora en una cacerola normal. Quien tenga otros métodos, pues también puede usarlos). Este caldo se puede usar para nuestro cocido. Las verduras se pueden emplear para hacer un puré vegetal, pero no tienen nada que ver con esta receta.

Cortamos la calabaza en daditos medianos (vaya, lo que cabe en la boca) y la ponemos a cocer con las habichuelas, las patatas cortadas igual que la calabaza y el tomate entero en el caldo vegetal hasta que esté todo tierno.

Luego sacamos el tomate y un poco de calabaza a un vaso de batir, le echamos los ajos, el pimentón, un poco de caldo y un chorrito de vinagre (para que los ajos no se repitan los cortamos a lo largo y les sacamos el brote). Lo batimos todo bien y lo echamos a la verdura. Incorporamos los garbanzos, rectificamos de sal  y damos un hervor para que coja el gusto.

Pues ya está, ahora sólo queda soplar un poquito para no quemarnos.


Rezept auf Deutsch

2 kleine Dosen Kichererbsen (oder ¼ kg getrocknete Kichererbsen)
½ kg geschalter Kürbis
½ kg grüne Bohnen
½ kg Kartoffeln
2 Knoblauchzehen
Paprikapulver
1 Tomate
Essig
Salz
1½ L Gemüsebrühe

Die getrockneten Kichererbsen müssen über Nacht eingeweicht und am folgenden Tag mit 1 Karotte, 1 Stück Sellerie, 1 Lauchstange und etwas Salz im Schnellkochtopf 30 Minuten (oder in einem normalen Topf 1 Stunde) gekocht werden. Die Brühe kann man für dieses Rezept verwenden. Mit dem Gemüse kann man einen Gemüsebrei machen, aber es hat nichts mit diesem Rezept zu tun.

Kürbis und geschälte Kartoffeln in mundgerechten Stücken schneiden und zusammen mit den Bohnen und der Tomate in der Brühe kochen bis alles weich ist.

Tomate, einige Kürbisstücke, Knoblauch, Paprika und ein Schuss Essig mit dem Stabmixer gut pürieren. Um den Knoblauch verdaulicher zu machen, kann man die Zehen entlang halbieren und den Keim herausnehmen.

Diese Soße und die Kichererbsen zum Gemüse geben. Mit Salz abschmecken und kurz aufkochen.

Guten Appetit!


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Tus comentarios y propuestas son bienvenidos y dan alegría e inspiración a "Las cosas de Rocío". Gracias.