martes, 8 de septiembre de 2020

Plátano frito con helado de frambuesa

Se pasó el verano (yo al menos estoy liada en una mantita) y gracias a que sólo he estado 11 días en España, he podido respirar a pleno pulmón sin miedo a los enmascarados y toda la banda (pero éste es otro tema).

Y estaba yo tan entusiasmada tomando aire puro, haciendo excursiones, cantando con otras personas y compartiendo muchos ratos agradables, que ni acordarme del blog (pobrecito...).

Ahora empieza el frío (que ya os digo, estoy liada en la mantita, porque dentro de la casa estamos a 19°C, y no, no tengo aire acondicionado, simplemente hace fresquete) y ya vuelvo a las actividades invernales, más ordenador, más tiempo en la casa y a ver lo que viene, que todo está en el aire (no sólo el amor... Love is in the air ).

Total, que aquí pensando qué publicar: dulce, salado, reflexiones y demás, me he decidido por esta receta fácil y rica de despedida del verano, y allá vamos:


Plátano frito:
1 plátano por persona
Harina para emborrizar
Aceite de girasol

Echamos un poco de harina en un plato hondo. Pelamos los plátanos y los emborrizamos en la harina.

En una sartén echamos un chorrito de aceite y cuando esté bien caliente freímos los plátanos por ambos lados hasta que estén doraditos. Para darles la vuelta usamos dos tenedores y cuidamos de que no se rompan.

Helado de frambuesa:
100 gr anacardos
200 gr yogur natural de soja o de coco sin azúcar
200 gr frambuesas (u otra fruta roja, como fresas, arándanos o grosellas)
100 ml leche de soja
2 puntitas de cuchillo de estevia
50 gr de xilitol
½ cucharada de semillas de chia molidas

Ponemos los anacardos en remojo durante al menos 4 horas

Trituramos todos los ingredientes con una batidora potente y metemos la mezcla en la nevera.

Poco antes de servir dejamos que se haga el helado en la heladera hasta obtener la consistencia deseada. Si no tienes heladera habrá que recurrir al método de meter la mezcla en el congelador y remover cada media hora para que no se formen cristales de hielo.

Y ya sólo nos queda emplatar, colocamos en cada plato un plátano, dos bolas de helado y decoramos con un chorrito de chocolate derretido.

¡Y a disfrutar! (por supuesto sin máscara 😄😛).

Ah! como el helado de la foto es de fresa (y era con otra receta), aquí os traigo el de frambuesa, que tiene una consistencia fantástica:


Rezept auf Deutsch

Gebratene Bananen:
1 Banane pro Person
Mehl
Sonnenblumen- oder Rapsöl

Etwas Mehl in einen tiefen Teller geben.

Bananen schälen und in Mehl umwälzen. Ein bisschen Öl in eine Pfanne geben und erhitzen, dann die Bananen beidseitig goldbraunbraten. Am besten benutzt man zwei Gabeln, um sie vorsichtig umzudrehen.

Himbeereis:
100 g Cashewnüsse
200 g veganer und zuckerfreier Naturjoghurt (aus Soja- oder Kokosbasis)
200 g Himbeere
100 ml Sojamilch
2 x ⅛ Tsp. Stevia
50 g Xylit
½ EL gemahlene Chiasamen

Cashewnüsse mindestens 4 Stunden einweichen.

Alle Zutaten mit dem Vitamix oder einem starken Mixer pürieren und die Masse im Kühlschrank stellen.

Erst eine halbe Stunde vor dem Genuss die Masse in einer Eismaschine geben. Sollte man keine Eismaschine haben, dann die Mischung im Gefrierfach stellen und jede halbe Stunde umrühren, damit es sich keine Eiskristalle bilden.

Und zum Schluss eine Banane auf jeden Teller stellen, zwei Eiskugel dazu und mit geschmolzener Schokolade garnieren. 

Genieße es!! 😋

2 comentarios :

  1. Pero Rocio con manta y comiendo helado jjjjjjjjj VIVA LA REBELDÍA ;-)))
    Me gusta un montón el plátano frito.
    1 saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, sí, que viva la rebeldía. Hoy sí que me haría falta un buen heladito, que ha vuelto el verano a Alemania y estamos a 30°C.
      El plátano frito es muy versatil y se puede usar en platos tanto dulces como salados, por ejemplo para el arroz a la cubana.

      Eliminar

Tus comentarios y propuestas son bienvenidos y dan alegría e inspiración a "Las cosas de Rocío". Gracias.