martes, 29 de octubre de 2013

Tartitas de manzana - Veganiza al chef

Hace un montón de tiempo que quiero volver a participar en Veganiza al Chef un evento gastronómico muy interesante consistente en veganizar recetas de cocineros famosos que mensualmente nos proponen (para los que aún no lo sepáis) Noemí (Cocina de Nihacc) y Alba (Mi vida con un vegano), dos blogs magníficos con recetas super interesantes y que me inspiran muchísimo. 

Bueno, pues Veganiza al Chef cumple un año y este mes me imagino que va a estar a tope, ya que aparte de que la receta es muy sencilla (la easy apple tart de Donna Hay, o sea, la tarta fácil de manzana), sortean unos packs de regalos veganos y artesanos muy bonitos.

Y yo no sé cómo me las he arreglado este año, que desde el capón relleno cada vez que iba a participar ya no me daba tiempo, no tenía los ingredientes en casa o me pillaba una mudanza (y cosas por el estilo), ¡vaya lío!

Vale, pues ya no me enrollo más y aquí está mi versión (en miniatura y con variaciones) de la tarta fácil de manzana:


2 manzanas rojas pequeñas
1 cucharadita de canela en polvo
1 puntita de cuchillo de estevia
2 cucharadas de aceite de girasol o de oliva
1 placa de hojaldre vegano
1 puñado de almendras picadas
1 cucharada de aceite
1 pizca de estevia

Encendemos el horno a 200°.

Lavamos las manzanas, les quitamos el corazón y las cortamos en láminas finas. Mezclamos bien las manzanas en un bol con la estevia, la canela y el aceite.

En un cacharrito aparte mezclamos las almendras con una pizca de estevia y 1 cucharada de aceite.

A continuación extendemos la placa de hojaldre y la cortamos en cuadrados ( a mí me salieron 8). Ponemos los trozos de hojaldre sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y las pintamos con un poco de aceite para que queden brillantes.

Luego repartimos las rodajas de manzana sobre el hojaldre, y por último les damos el toque final repartiendo sobre las manzanas unos pegotitos de la mezcla de almendras picadas.

Las metemos en el horno precalentado, y después de unos 20 minutos (o hasta que se vea que están doraditas) nos preparamos a disfrutar, ¡pero sin quemarse!






2 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Y están de ricas..ummm!! El toquecillo de las almendras le da un contraste muy interesante.

      Eliminar

Tus comentarios y propuestas son bienvenidos y dan alegría e inspiración a "Las cosas de Rocío". Gracias.