jueves, 8 de mayo de 2014

Ensalada de patatas con diente de león

Aprovechando que estamos en primavera y las hierbas crecen que es un primor, ¿qué mejor ocasión que está para alimentarnos de forma sana?

No paro de coger hierbas silvestres, y es que no puedo resistir la tentación, y ¡hay tantas formas de prepararlas!..., aunque yo en esto soy muy simple y picaditas y aliñadas con aceite, vinagre y sal ya me gustan. Pero hoy vamos a añadirles unas patatitas. 


El diente de león es vegano (a pesar del nombre) y nadie sufre, ni siquiera las plantas, ya que sólo arrancaremos algunas hojas y flores. Esta es la época ideal para usarla en ensalada, ya que las hojas están aún tiernas y no son tan amargas (pero sí un poco, si no no sería diente de león). Aparte de la sustancia amarga llamada taraxin (que no sé traducir) contiene gran cantidad de hierro, calcio y vitaminas A y C. 

Se trata de una planta depurativa, diurética y muy buena para el hígado y el estómago.

Y sin más, aquí tenemos la ensalada:


¾ kg patatas
1 puñado grande de diente de león (yo le puse demasiado poco)
Algunas flores de diente de león
Sal
Aceite de oliva
Vinagre de manzana
Cebolla o ajo (al gusto)

Lavamos y cocemos las patatas enteras hasta que estén tiernas.

Mientras se cuecen las patatas lavamos y picamos muy finas las hojas de diente de león. Picamos muy pequeñito el ajo (o la cebolla lo que más o guste) y lo mezclamos con las hojas picadas.

Si las patatas son biológicas se pueden comer con piel, si no (o si no os gusta la piel) las pelamos en caliente cuidando de no quemarnos, las cortamos en rodajas y las aliñamos inmediatamente con la sal, el aceite y el vinagre. El secreto de una buena ensalada de patatas está en aliñarla en caliente.

Cuando las patatas estén frías las mezclamos con las hojas picadas y decoramos con las flores. Sano, bonito, rico y fácil de preparar, ¿quién da más?
 

2 comentarios :

  1. Te comes las flores? Es la primera vez que lo veo! Yo suelo hacerme infusiones de diente de león para ayudar al cuerpo a limpiarse. Tendré que probarlo de esta otra forma ;-) Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a pesar de que de chicos decíamos "¿tú eres tonto o comes flores?". Pues yo no soy tonta, pero sí que como (algunas) flores. La primera vez es una sensación rara, pero están buenas. Pruébalas y me cuentas. Las de diente de león saben un poquito dulces (los lirios sí que están dulces, pero son tan bonitos que no me los como, es un poco de especismo respecto a las plantas, pero en fin). Pronto pondré más posts de recetas con hierbas (también con flores), es que me ha dado el avenate y no puedo parar ;-). Besos.

      Eliminar

Tus comentarios y propuestas son bienvenidos y dan alegría e inspiración a "Las cosas de Rocío". Gracias.