jueves, 11 de diciembre de 2014

Monasterio de Einsiedeln. BloggerTraveller


Hace poco descubrí Blogger Traveller, una iniciativa del blog "Mi dulce de melocotón",  y aunque no tiene directamente nada que ver con la forma de vida vegana me he decidido a participar porque me encanta viajar y compartir cosas interesantes.

La ciudad donde vivo se llama Einsiedeln y está en Suiza en el cantón Schwyz al sur de Zürich (todo esto es para que os orientéis un poco).
Esto es Einsiedeln
El tema elegido para Noviembre es "Lugar con historia" y me ha parecido muy apropiado para empezar, porque Einsiedeln tiene un monasterio muy famoso con mucha historia.

Foto: facebook kloster-einsiedeln
Todo empezó allá por el año 835, cuando un benedictino llamado Meinrad se retiró como eremita a este lugar que hoy se llama Einsiedeln (en alemán eremita se dice Einsiedler). Poco a poco fueron llegando otros ermitaños y en el año 934 un sacerdote aristocrático de Estrasburgo llamado Eberhard decidió reunirlos a todos en un monasterio benedictino. 

La fundación del convento fue confirmada por Otto I en 947, el cual además regaló al convento, como era habitual, una serie de tierras, entre las que se encontraba la isla Ufenau, con la particularidad de que esta isla pertenecía al convento de mujeres de Säckingen, las cuales recibieron otras tierras como compensación, aunque no sé si se quedaron contentas, ya que eso de que te quiten algo para dárselo a otros nunca gusta demasiado.

Además se le otorgó al monasterio inmunidad y libertad para elegir a su abad. Parece que tenían enchufe... 

Pero esto no les libró del incendio del convento en 1029. Aunque pronto se pusieron manos a la obra (nunca mejor dicho) y así entre 1031 y 1039 construyeron una basílica de tres naves con una cripta que serviría más tarde como base para el edificio barroco que se construiría posteriormente.

En 1018 el emperador Heinrich II les regaló una región de 229 km². La supervisión y representación del monasterio en asuntos legales se iba pasando de unos a otros en la figura del auspiciador, puesto muy lucrativo y deseado, que acabó en manos de los Habsburgo.

Pero como todo lo que es rentable conlleva sus problemas, estos no faltaron. A partir de 1110 empezaron las luchas territoriales y los conflictos con los campesinos de las regiones otorgadas por el rey al monasterio. La historia es larga y cruenta, con incendios, asaltos, asesinatos, reyes y duques que luchan entre sí a favor o en contra del monasterio, colonizando y perdiendo terrenos, y cuando ya parecía que todos estaban contentos se arma el jaleo tras la muerte del rey Habsburgo Albrecht I en 1308. Poco después el abad pide la excomunión de los habitantes de esta región (Schwyz) que han ocupado ilegalmente los terrenos del monasterio. Estos apelan ante el papa y consiguen que les levanten la excomunión a cambio de devolver los terrenos. Pero en 1314, aprovechando que tras la muerte del rey Heinrich IV los Habsburgo estaban muy ocupados eligiendo sucesor, los campesinos asaltaron el monasterio, lo saquearon y expulsaron a todos los monjes. Total un desastre!! (al menos para los monjes). Por fin (y tras más muertes, excomuniones y demás) en 1350 las cosas se arreglaron gracias a la intervención de uno de los monjes expulsados en 1314.

Desde entonces el monasterio ha sufrido tres incendios: en 1465, en 1509 y en 1577.

A principios del siglo XVI pasó el monasterio una mala racha y tras abandonar el convento el último monje en 1525, el abad dimitió un año más tarde. El convento había muerto.

Pero los habitantes del lugar decidieron nombrar a un  nuevo abad, y aunque tardó en ser reconocido por Roma, consiguió levantar de nuevo el convento hospedando a personas de la burguesía.

El actual templo barroco fue construido en tres etapas entre 1674 y 1735. La plaza del monasterio (cuya construcción había sido prohibida el s. XIV por razones de seguridad) fue realizada entre 1745 y 1747.

Parte de atrás del monasterio
Pero... en 1798 llegan los franceses a Einsiedeln (en un plan no muy pacífico precisamente) y todos los habitantes del monasterio salen huyendo (recordemos que muchos de ellos pertenecían a la burguesía). La llamada "Capilla de la Gracia" (que hoy en día es un punto central de esta Catedral) fue destruida por los invasores (la imagen de la Virgen negra logra ser salvada por los monjes). El edificio vació es declarado propiedad del Estado, pero gracias a los llamados "Actos de Mediación" y a la mediación (de ahí el nombre) de Napoleón Bonaparte, la república helvética pasa a convertirse en la confederación helvética (pero esto es otra historia) y la Iglesia recupera el monasterio.

Desde entonces no ha habido más percances y el monasterio sigue siendo lugar de peregrinación desde que el 14 de Septiembre de 948, según la leyenda, Jesús, en compañía de ángeles y santos, bendijo la capilla. Desde ese momento miles de peregrinos visitan Einsiedeln en todas las épocas del año y la ciudad forma parte del camino de Santiago. Si el 14 de Septiembre (el día de la bendición de los ángeles, "Engelweihe") cae en domingo, los actos que se celebran son muy especiales. Este año he tenido la suerte de poder presenciarlo y sólo puedo decir que era realmente impresionante: toda la ciudad iluminada "sólo" con millones de velas y la gente en procesión, también con velas y en silencio absoluto.
Foto: facebook kloster-einsiedeln
El monasterio aparte de poseer tierras y el estatus de abadía territorial (lo que significa que no pertenece a ninguna diócesis), siendo la propiedad privada mayor de toda Suiza, es también propietario del criadero de caballos más antiguo de Europa aún en funcionamiento. En el que se crían los llamados Cavalli della Madonna (aunque como vegana no me siento precisamente muy feliz con esto, además aquí la gente suele pasear con frecuencia a caballo - a lo cual no le encuentro la gracia - y encima dejan las calles y los caminos por donde se puede pasear llenos de enormes cantidades de excrementos equinos, o sea, de caca de caballo, y lo más gracioso es que luego ponen mucho cuidado en recoger con una bolsita la caquita reciente de los perritos, lo cual me parece magnífico, pero en fin, queda algo ridículo).


Aparte de las caballerizas encontramos en el monasterio una magnífica biblioteca fundada ya en el año 934 y que posee ejemplares del s. X escritos en su propia escuela de escritura. En 1664 el monasterio obtuvo una imprenta y en ella se imprimieron hasta 1798 más de mil libros. Gracias a que se guardaron los libros en el sótano del convento, pudieron sobrevivir a los numerosos incendios. La biblioteca actual fue construida en el s. XVIII y en ella se conservan aparte de más de 230.000 libros impresos, 1230 manuscritos y 1040 incunables. Y en la impresionante sala de música tienen lugar conciertos y conferencias

 
Biblioteca Foto: www.kloster-einsiedeln.ch


















 
Sala de conciertos. Fotos: www.kloster-einsiedeln.ch


















El monasterio realiza varias actividades. Aparte de la cría de caballos se dedica también a la producción de vino y madera, la salvaguardia de bienes culturales y tiene además un instituto propio de enseñanza media.

Anécdotas y curiosidades:
Mi anécdota favorita es la historia de la Virgen negra. Si habéis leído con atención os acordaréis de que llegaron los franceses y destruyeron la llamada "Capilla de la Gracia", y que los monjes consiguieron salvar la imagen de la Virgen (una talla gótica del s. XV). Bueno, pues la llevaron a restaurar y el maestro restaurador descubrió que el color negro provenía de las velas y lámparas de aceite que ardían continuamente delante de la Virgen, así que la limpió y le pintó la cara en color carne. Pero cuando la volvieron a instalar en el monasterio, los peregrinos y fieles adeptos a la Virgen negra dijeron muy disgustados que "¡ésta no es mi Virgen!" y hubo que pintarle la cara otra vez de negro. Y así es como está hoy día. En el s. XVIII recibió la Virgen un manto español en forma de campana que se cambia según la época del año.


Otra atracción del lugar es el "Salve Regina", que cantan los monjes del convento (unos 60) todos los días a las cinco de la tarde en esta capilla ante la Virgen. Se trata de la única versión a cinco voces existente de este cántico.

Como anécdota personal quiero añadir el repique de campanas que diariamente tiene lugar durante nada menos que un cuarto de hora a la intempestiva hora de ¡las cinco de la mañana! (por supuesto que puedo olvidarme de dormir con las ventanas abiertas si no quiero despertarme a esa hora, en la que todavía ni siquiera han puesto las calles).

Una tradición muy curiosa es la representación desde el año 1924 de la obra de Calderón de la Barca "El gran teatro del mundo" en la plaza del monasterio. Hasta 1992 se estuvo representando a intervalos irregulares según la versión original de Calderón. La versión actual es una adaptación del escritor Thomas Hürlimann. La última representación tuvo lugar en 2013 tras 6 años de pausa (y mira por donde que yo la pillé!! qué suerte tengo !!)



Y por último no quiero ni puedo olvidar presentaros la iglesia por dentro, que se trata en realidad de una catedral. Todo muy barroco y lleno de ángeles. El barroco no es precisamente mi estilo favorito, a mí me gusta más lo escueto del Románico y como mucho el Renacimiento, pero el interior de esta iglesia impresiona.

Zona del altar
Cúpula desde dentro
Uno de los tres órganos
Nave principal
Capilla de Gracia. Foto: www.eichinger.ch

Y para terminar, una noticia de última hora: el domingo pasado (7 de Diciembre) tuvo lugar un concierto por todo lo alto, se trataba de la llamada Paukenmesse (Misa in tempori belli, o sea, Misa en tiempo bélico) de Haydn y fue interpretada por nada menos que tres coros y una orquesta, todos formados por aficionados a los que les gusta la música, pero según las crónicas realizamos un magnífico trabajo. 

Y digo "realizamos" porque yo también participé. La iglesia estaba realmente abarrotada y para mí estar allí cantando fue algo muy emocionante, pensaba "si me viera mi madre..." (que la pobre se tuvo que tragar los ensayos en su casa cuando fui a pasar unos días con ella), pero también pensaba en mi padre y mi abuelo (que fueron grandes amantes de la música clásica y mirarían desde "allí arriba" con orgullo) y en las personas que me conocen (yo, una de las más tímidas del colegio...), si me vieran allí, en esa iglesia tan famosa e impresionante, no sé, me daban ganas de reir y llorar al mismo tiempo.

Foto: facebook kloster-einsiedeln.ch
Bueno, pues esto ha sido todo, espero que hayáis sido capaces de llegar hasta aquí ;-)

Foto: facebook kloster-einsiedeln.ch
Si queréis ver más ciudades podéis mirar aquí

¡¡Qué divertido es culturizarse!!

7 comentarios :

  1. Por favor qué sitio tan bonito!! Y una pasada el monasterio! Enhorabuena por las fotos y por la entrada donde lo has explicado todo tan bien. Ay! Y enhorabuena por esa actuación con el coro en un lugar tan simbólico!! Un saludo y felices fiestas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esther! Parece que nos unen los monasterios ;-) También a ti te deseo que pases unas felices fiestas!

      Eliminar
  2. que pasada de lugar! gracias por el paseo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasar por aquí. La verdad es que es un sitio muy bonito, esto es sólo el monasterio, pero además está rodeado de montañas y hay un lago donde poder bañarse en verano. Me paso por tu blog, a ver qué sitio has presentado.

      Eliminar
  3. Hola Rocío. Me llamo Antonio y soy un sesentón fascinado por la música de Bach (igual que otros al llegar a mi edad se fascinan con los trenes eléctricos o con la petanca). Siguiendo la pista al origen de la melodía de un coral luterano (”Ach bleib bei uns, Herr Jesu Christ”, yo creo que bastante favorito de Bach) en alguna fuente la he hallado relacionada con el Monasterio de Einsiedeln. Ha sido tirando de ese hilo que tropecé con esta entrada de tu interesante blog; por cierto, comprenderás la envidia que me provocan tus comentarios sobre las actividades musicales en las que tuviste la suerte de participar.
    Por lo que me tomo la libertad de pedirte ayuda en la medida que te sea posible es porque mi esquelético alemán me impide confirmar por la red esas referencias acerca de una colección de himnos fechada hacia el siglo XII y hallada (o conservada o, incluso, confeccionada) en el Monasterio de Einsiedeln, que contendría la melodía del coral al que antes me refería y algún otro (por ejemplo el musicalmente importantísimo “Nun komm der Heiden Heiland”, versión luterana del himno ambrosiano, siglo IV). Ignoro si sigues teniendo relación con Einsiedeln, pero si es así y no te supone muchas molestias, te agradecería que, sin prisa alguna, me consiguieras alguna referencia con respecto a ese posible himnario o cancionero. En realidad no necesito mucho más que confirmar que existe y podría incluir ese himno.
    Pero si no te es posible no te preocupes, comprendo que es un embarque. En cualquier caso me alegro de haber tomado contacto contigo y con tu apasionado blog vegano, al que desde ahora me conectaré de vez en cuando.
    Un saludo afectuoso (y perdón por lo largo del comentario).
    Antonio Perea
    PS: Si lo crees mejor, siéntete libre para comunicar conmigo en el correo que supongo te aparecerá en el mensaje de blogger

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio, bienvenido al blog. Me propones un reto interesante y, con sinceridad, te digo que en este momento ando liada con otras cosas, pero que me gustaría investigar, incluso puedo preguntar al directo del coro del monasterio, que lo conozco personalmente, a lo mejor él puede aportar datos interesantes.
      No me sale ninguna dirección de correo, por eso te respondo aquí.
      En cuanto sepa algo te aviso (aquí o en tu blog, que lo acabo de visitar fugazmente).
      La experiencia de cantar en el monasterio fue algo indescriptible.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. aperea-arroba-telefonica-punto-net
      Muchas gracias, Rocío, y no tengas ninguna prisa

      Eliminar

Tus comentarios y propuestas son bienvenidos y dan alegría e inspiración a "Las cosas de Rocío". Gracias.